rss

28 de Septiembre – ¡Un Grito Global por el Aborto Legal!

En el V Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe realizado en San Bernardo – Argentina del 18 al 24 de noviembre de 1990 en el Taller sobre Aborto, organizado por la Comisión por el Derecho al Aborto de Argentina, por las Católicas por el Derecho a Decidir de Uruguay y con la participación de feministas procedentes de Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Paraguay y Perú se acordó declarar el día 28 de septiembre como Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe.

En 1993 en la reunión promovida por la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y el Caribe (RSMLAC) y coordinada por Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) se creó la Coordinación Regional de la campaña. Esta coordinación es rotativa y hasta la fecha ha sido coordinada por diversas organizaciones.

Esta campaña tiene más de 25 años y ha tenido diversos cambios, pero en esencia demanda la despenalización total del aborto vía jurídica, legislativa y social.

Son varios avances legislativos que se han generado en algunos países de la región, sin embargo siguen siendo insuficientes, ya sea porque aún son restrictivos o porque existen diversos obstáculos para la implementación de las leyes o la jurisprudencia.

Actualmente, en la región se mantienen cinco países con una legislación completamente restrictiva, éstos son: El Salvador, Honduras, Nicaragua, Guatemala y República Dominicana.Ciudad de México – (México) y Uruguay, cuentan con la legislación menos restrictiva de la región, sin embargo en ambos casos se presentan obstáculos frente a la difusión y desinformación de la norma, injerencia religiosa, objeción de conciencia “institucional” y difícil acceso para las mujeres de bajos recursos y de niveles educativos bajos.

El resto de países de la región cuentan con legislaciones que permiten entre 1 y 4 causales diferentes para el acceso legal del aborto, sin embargo también se encuentran con los obstáculos ya mencionados.

Frente a este contexto sigue siendo necesario un GRITO GLOBAL POR EL ABORTO LEGAL.