rss

CSJ conmuta pena de 30 años de cárcel a Teodora Vásquez

Teodora del Carmen Vásquez recuperó su libertad este 15 de febrero, luego de estar encarcelada 11 años por un crimen que no cometió. La Corte Suprema de Justicia (CSJ) y el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública conmutaron la pena de 30 años de cárcel porque “existen razones poderosas de justicia, equidad y de índole jurídicas que justifican favorecerla con la gracia de la conmutación”. Esto de acuerdo al documento firmado por los magistrados y magistradas. En su resolución, la Corte, después de examinar la sentencia de mérito, el dictamen criminológico y las razones que exponen los solicitantes para acceder a la conmutación de la pena, considera que la prueba científica no permite determinar ninguna acción voluntaria que condujera a la muerte de la criatura que estaba gestando.

La Agrupación Ciudadana por la despenalización del aborto acompaña a Teodora desde el año 2014 y defendió en reiteradas ocasiones su inocencia. En 2014, la Agrupación pidió a la Corte que indultara a Teodora; sin embargo, en esa ocasión, la CSJ emitió un dictamen desfavorable. El 18 de noviembre de 2015, la Agrupación solicitó la conmutación de la pena. El dictamen favorable de la Corte fue firmado por los magistrados y magistradas el 31 de enero de 2017.

En mayo de 2017, el abogado defensor de Teodora solicitó la revisión de la sentencia por los graves errores judiciales y porque la resolución del Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador carecía de criterio científico y legal. Teodora ingresó al sistema penitenciario el 21 de julio de 2007 cuando tenía 24 años y fue condenada por ese Tribunal el 1 de febrero de 2008, desde entonces fue separada de su primer hijo, actualmente de 14 años, con quien ha tenido poco contacto durante esta última década. Ella trabajaba como cocinera en la cafetería, en un colegio. El 13 de julio de 2007, experimentó una emergencia obstétrica por lo que llamó en reiteradas ocasiones al 911 de la PNC en busca de un auxilio que nunca llegó. Así, tuvo un parto extrahospitalario en los baños de la institución educativa donde laboraba. Incluso conociendo esta información, el Juzgado Segundo de Sentencia violentó de manera directa y manifiesta la garantía constitucional de presunción de inocencia; ya que en el juicio no se presentaron pruebas contundes de la existencia de un delito. Teodora no es la primera mujer salvadoreña condenada injustamente por este mismo juzgado y que recibe la conmutación de la pena. Le precede el caso de Isabel Cristina Quintanilla, condenada a 30 años de prisión por hechos similares, quien por razones de justicia y equidad y por considerar que la pena era excesiva, severa, desproporcionada e injusta, se le conmutó la pena a tres años de cárcel.

Ver comunicado de  completo aquí: http://bit.ly/2FckQGB

Comunicado de la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto de El Salvador