rss

Feministas de Nicaragua ante el terrorismo de Estado y el diálogo nacional

Managua, Nicaragua, 27 de abril del 2018

Con profunda indignación y dolor ante la masacre de jóvenes ocurrida en este mes de Abril, la profunda crisis en que se encuentra el país y el fundado temor de que el régimen autoritario de la pareja Ortega-Murillo pretenda aplastar la protesta nacional lanzando “operaciones de limpieza” contra la población tal y como lo hizo Somoza, nosotras, las integrantes del movimiento de mujeres y feministas de Nicaragua demandamos el cese inmediato de toda forma de represión y una salida cívica para la nación.

En este escenario de violencia institucionalizada y de terrorismo de Estado, la dictadura patriarcal y misógina pretende aferrarse al poder sobre montañas de cadáveres. Tras  11 años de violación sistemática de nuestros derechos, de impunidad, corrupción y saqueo de los bienes públicos, la rebelión de la ciudadanía marca el quiebre y agotamiento del “modelo Ortega”. Por ello, nosotras exponemos ante la nación las que consideramos son las condiciones previas a cualquier Diálogo Nacional y los objetivos inmediatos que debe de tener:

Condiciones a cumplir previas al Diálogo Nacional:

  • Cese inmediato de la represión en todo el país, especialmente contra estudiantes universitarios que adquiere la magnitud de genocidio de Estado.
  • La liberación de todos los presos y presas políticas bajo certificación de las organizaciones de DDHH.
  • Aparición con vida de todas las personas desaparecidas.
  • Desarme inmediato y disolución de las bandas para-partidarias y para-militares que agreden a la población.
  • Cese del hostigamiento y amenazas a líderes estudiantiles, mujeres y líderes sociales en distintos departamentos. Cese de los actos de represión, despidos y coerción en los barrios, comunidades e instituciones públicas.
  • Respetar la libertad de prensa y evitar cualquier tipo de censura a las y los periodistas. Abstenerse de controlar las redes sociales y los pocos medios de información independientes que sobreviven.

Objetivos inmediatos del Diálogo Nacional:

  • La salida del poder del gobierno Ortega-Murillo.
  • El establecimiento de una Comisión de la Verdad independiente y creíble con respaldo internacional  para que se investigue y se procese a los altos mandos de la Policía Nacional y del Ejército de Nicaragua y se castigue a los responsables de los crímenes y asesinatos de más de 40 ciudadanos y ciudadanas participantes o no en las protestas.
  • Destitución inmediata de los mandos de la Policía Nacional por ser responsables de las masacres juveniles y por el acompañamiento brindado a los grupos de choque para-partidarios en las muertes y saqueos.
  • Llamado urgente a elecciones nacionales libres, anticipadas, transparentes y con supervisión nacional e internacional, garantizando la participación de todas las fuerzas políticas que se propongan.
  • Definición de un Proceso de Transición con verificación internacional que garantice que los acuerdos del Dialogo Nacional se cumplan sin obstáculo alguno.

Manifestamos nuestra disposición de participar en tal Diálogo Nacional cuya convocatoria debe incluir a todos los actores sociales que garanticen una representación plural de la sociedad nicaragüense: jóvenes, movimientos auto-convocados, movimientos sociales, organizaciones de derechos humanos, ambientalistas, movimiento campesino, pueblos indígenas y afro descendientes, movimientos o colectivos feministas, de la diversidad sexual y medios de comunicación.

Los acontecimientos actuales que hoy tiene como máxima expresión la protesta de jóvenes universitarios por su decisión y valor para enfrentar la represión en su contra y a la vez convocar y ser inspiración de la población que salió a las calles en una insurrección cívica y generalizada, ponen en evidencia el cansancio de la población por los reiterados y permanentes abusos por parte del gobierno de Nicaragua. Nosotras, feministas, pero también abuelas, madres, hijas o nietas enlazamos esta lucha con la que hace 41 años, a partir de 1977 libró la Asociación de Mujeres ante la Problemática Nacional. AMPRONAC entonces, era un famoso eufemismo para decir que el problema nacional era Somoza, período en que el desfile de muertos y familias enlutadas se volvió casi cotidiano.

En este momento crucial de la vida nacional es nuestro imperativo reiterar nuestro compromiso feminista demostrado en el largo camino recorrido levantando las banderas de la libertad, la democracia y la justicia, en las últimas tres décadas.  La persecución en contra nuestra, nunca nos motivó a apartarnos de las luchas por todos los derechos para todas las personas, incluyendo el derecho a decidir y a vivir una vida digna y libre de todas las formas de violencia.

Por la experiencia histórica vivida y el rumbo que mantiene la represión llamamos a las madres de Nicaragua a iniciar la primera fase del Paro Nacional, con el cese de asistencia a clases, en colegios y universidades, pues mientras no cese la represión los hijos e hijas de todas estarán expuestos a perder la vida. No es cierto que haya tal “normalidad” en el país para  que regresen a clases, como pretende el Ministerio de Educación de los Ortega-Murillo. Es preferible que pierdan las clases, a que pierdan la vida.

¡Basta Ya! ¡Abajo la dictadura! ¡Cese la represión y el terrorismo de Estado!

Movimiento de Mujeres y Feministas de Nicaragua