rss

La RSMLAC presente en evento paralelo en la XIII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe

XIII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe

 Evento paralelo

Octubre 27, 2016

Hora: 13h00 – 14h30

Lugar: Hotel Radisson, Conference Room (piso 4)

 La protección social en salud y pensiones en América Latina y el Caribe: avanzando hacia la igualdad de género

Descarga AQUÍ el programa con los detalles del evento paralelo: evento-paralelo-proteccion-social-en-salud-y-pensiones_27oct

Esta iniciativa forma parte de los eventos paralelos de la XIII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe (25 al 28 de octubre de 2016) y está co-organizada por el Instituto Nacional de las Mujeres y el Ministerio de Desarrollo Social de Uruguay, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), ONU Mujeres, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

El tema de la XIII Conferencia se centra en los desafíos y prioridades que enfrenta América Latina y el Caribe para alcanzar la igualdad de género como precondición del desarrollo sostenible.

El desarrollo sostenible no se puede lograr sin garantizar antes que todos los diversos grupos de hombres y mujeres, niños y niñas, disfruten de la dignidad y los derechos humanos para construir sus capacidades, acceder a las oportunidades para desarrollar y mantener su salud y bienestar, asegurar su salud y derechos reproductivos, encontrar un trabajo decente y contribuir al crecimiento económico sostenible. Para definir cuáles son las políticas e inversiones necesarias para no dejar a nadie atrás, es importante conocer las dinámicas poblacionales y los posibles dividendos demográficos pero también el impacto que esto puede tener en los sistemas de protección social.

En ODS se han incluido temas relacionados con el acceso universal a la salud sexual y reproductiva (OSD 3 y ODS 5), y una con la cobertura universal de salud que incluye la protección al riesgo financiero (ODS 3). En las Américas, avanzar hacia el acceso universal a la salud[1] y la cobertura universal de salud[2] (salud universal) son compromisos adoptados por todos los Estados Miembros de la OPS[3], en el 2014; asimismo, el compromiso para avanzar hacia el acceso universal a la salud sexual y reproductiva, quedó establecido en el Consenso de Montevideo sobre población y desarrollo[4].

En el caso de la protección de los ingresos en la vejez, el ODS 1 ha definido la necesidad de “Implementar sistemas de protección social apropiados y medidas para todos, incluyendo pisos, y para 2030 lograr una cobertura sustantiva de los pobres y los vulnerables”. Las desigualdades de género observadas actualmente en el acceso a los sistemas previsionales muestran el incumplimiento de los mandatos que establecen los tratados internacionales sobre otorgar iguales derechos a hombres y a mujeres en su acceso a la seguridad social (ONU, 1979) y garantizar a todas y todos los ciudadanos el derecho a la seguridad social, a un nivel de vida adecuado y a un piso de protección social a lo largo del ciclo de vida (OIT, 2012).

El pleno ejercicio del derecho a la seguridad social por parte de las mujeres en igualdad de condiciones con los varones demanda de la activa consideración de su situación en las discusiones sobre los mecanismos de aseguramiento de la salud y los sistemas de pensiones y jubilaciones vigentes en los países de la región. Un diálogo sobre estos temas contribuirá a conocer y armonizar agendas para potenciar los avances y enfrentar los retos.


[1] Se refiere a la capacidad de utilizar servicios de salud integrales, adecuados, oportunos y de calidad, en el momento en que se necesitan, tomando en consideración las necesidades diferenciadas para promover la salud, prevenir las enfermedades, prestar atención a la enfermedad, y ofrecer los cuidados de corto, mediano y largo plazo

[2] Se refiere a la capacidad del Sistema de salud para responder a las necesidades de la población, lo cual incluye la disponibilidad de infraestructura, recursos humanos, tecnologías de la salud y financiamiento.

[3] Resolución CD53.R14, septiembre 2014.

[4] LC/L.3697, 5 de septiembre de 2013.