rss

MITOS Y REALIDADES SOBRE EL ABORTO

Fuente: Ana María Pizarro

Cuando se trata de hablar del aborto, frecuentemente y antes de iniciar cualquier análisis escuchamos decir que este es un problema DIFICL, además de COMPLICADO y que en el mejor de los casos, por lo menos es causa de CONFLICTOS. Otras voces mencionan al aborto ligado a la idea de crimen, asesinato, pecado o “desnaturalización” de la “verdadera” esencia de las mujeres.
En todos los países del mundo, las personas que proveemos servicios de salud, seamos especialistas, médicas o médicos generales, enfermeras, auxiliares de enfermería, promotoras de salud, y aun de otras muy diversas especialidades hemos recibido una solicitud de apoyo ante un embarazo no planificado. Nuestra respuesta en ese preciso momento dependerá de nuestras más íntimas convicciones, -no exentas de mitos y prejuicios-, así como de la situación legal del aborto, de los servicios disponibles de salud, y de las opiniones de los y las colegas que nos rodean, entre otras muchas…

 MITO: Las mujeres que se hacen abortos son casi todas jóvenes y solteras.
 Realidad: Mujeres de todas las edades, casadas y solteras, se hacen abortos. En América Latina, el índice de abortos de las mujeres mayores de 35 años es dos veces más alto que el de las mujeres entre 20 y 34 años de edad.

 MITO: El aborto siempre es traumático para las mujeres.
 Realidad: Lo traumático del aborto depende de las circunstancias en que se realiza. Son traumáticos los abortos forzados o los que se hacen ilegalmente y en condiciones peligrosas. En los lugares donde el aborto es ilegal, las mujeres se ven envueltas en un hecho delictivo y forzosamente secreto. En tales circunstancias, no se atreven a hablar de su experiencia por temor; esto es traumático de por sí, provoca sentimientos de culpa innecesarios. También es corriente que las mujeres sean vejadas por quien les hace el aborto y sus ayudantes.
 En los países donde el aborto es legal, donde la información sobre el aborto se obtiene sin dificultad, donde existen servicios de aborto de buena calidad que incluyen asesoría antes y después del aborto, la decisión puede ser difícil para la mujer, pero la experiencia rara vez o nunca es traumática.

 MITO: El aborto inducido es siempre un procedimiento complicado y peligroso.
 Realidad: El aborto en circunstancias legales, integrado a un buen sistema de atención a la salud, realizado por personas capacitadas dentro de los primeros meses del embarazo es un procedimiento fácil y seguro. Después del tercer mes el procedimiento es más complejo y hay cierto grado de riesgo, pero si es realizado por personal competente el riesgo sigue siendo relativamente bajo.

 MITO: Si se cuenta con servicios de anticoncepción y educación sexual, el servicio de aborto ya no es necesario.
 Realidad: Aún en países como Dinamarca, Suiza y Holanda, que cuentan con anticonceptivos y educación sexual integrales, el servicio de aborto sigue siendo necesario. Sigue y seguirá habiendo niñas adolescentes y mujeres que quedan embarazadas sin desearlo. El anticonceptivo falla ocasionalmente. Las mujeres en la menopausia que hace tiempo que no menstrúan y piensan que ya no pueden quedar embarazadas, de repente se ven en la necesidad de abortar. Las mujeres embarazadas que se quedan sin su pareja, pueden sentirse no capaces de criar una hija o un hijo solas.

 MITO: La penalización del aborto es una forma segura de eliminar su práctica.
 Realidad: la penalización del aborto simplemente hace que su práctica sea clandestina. No hace que las mujeres dejen de abortar, más bien las obliga a hacerlo en condiciones peligrosas que amenazan su salud y sus vidas.
 Un ejemplo claro es el caso de Rumania bajo el régimen Ceausescu, donde el aborto estaba prohibido para toda mujer menor de 45 que tuviera menos de cinco hijos. Aún con una rama especial de la Policía Secreta dedicada a monitorear a las mujeres casadas que no concebían, los índices de aborto y de mortalidad materna relacionada al aborto en Rumania eran los más altos de toda Europa.

 MITO: Si se legaliza el aborto, aumenta el número de abortos.
 Realidad: En Europa, estudios comparativos del desenvolvimiento del aborto han demostrado que la legalización o liberación del mismo no produce un aumento en su incidencia. El índice de abortos no depende de la legalización, sino de otras condiciones como la disponibilidad de servicios anticonceptivos y educación sexual. En muchos países de Europa Central y del Este, las cifras de aborto no han disminuido luego de la legalización, porque la anticoncepción y la educación sexual siguen siendo muy pobres. En varios países de Europa Occidental en los que la legalización vino acompañada de un fuerte ímpetu para la educación sexual y los servicios de anticoncepción, las cifras de abortos comenzó a bajar tras la legalización.