rss

Acerca de Nosotras

top imagen website LACWHN

La Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe (RSMLAC) es una articulación de personas y organizaciones de movimientos sociales y de salud de las mujeres (la RSMLAC está conformada por 558 organizaciones y 329 afiliadas a título individual, de diversos países mayoritariamente de América Latina y el Caribe además del resto del globo.

A lo largo de sus 30 años de existencia, la RSMLAC ha logrado sistemáticamente consolidar a través de su accionar una presencia sólida en la región, siendo altamente reconocida por parte de múltiples actores y actoras en los niveles nacionales, regional e internacional de ámbitos diversos. Se ha avanzado en la construcción de una Agenda Política basada en los derechos humanos y los postulados feministas que atienden las reivindicaciones, propuestas y desafíos de las mujeres en su lucha histórica por el derecho a decidir sobre su cuerpo y el destino de sus vidas.

Durante el transcurso de su vida institucional, la RSMLAC se ha mantenido relativamente estable, en términos de membresía, financieros y organizacionales. Ello con un componente adicional de enriquecimiento basado en la incorporación de nuevas dimensiones como los conceptos de ciudadanía y empoderamiento, y más recientemente aquellos relacionados con la interculturalidad y la gobernabilidad institucional; los que dan cuenta de la diversidad cultural, étnica/racial, etárea y de orientación sexual, entre otras; permitiendo la ampliación del espectro de actuación de la RSMLAC en la región.

La RSMLAC ha apoyado durante 16 años y de manera ininterrumpida, el posicionamiento de los temas de interés de las mujeres de la región. Es así como a través de las campañas 28 de Mayo y 25 de Noviembre La RSMLAC y sus organizaciones afiliadas han permitido entregar información en temas relevantes sobre salud y derechos de las mujeres, visibilizar posicionamientos frente a la opinión pública, generar debates, sensibilizar a la ciudadanía e incidir sobre gobiernos locales y nacionales para la implementación de políticas públicas adecuadas y el cumplimiento de compromisos internacionales por parte de los gobiernos nacionales.

Del mismo modo, las publicaciones de la RSMLAC han demostrado ser una excelente herramienta para el posicionamiento y visibilización de las problemáticas y riesgos para la salud y los derechos de las mujeres así como para proponer caminos de salida, en tanto han generado espacios autónomos para la generación de conocimiento desde una perspectiva feminista.

En el ámbito de la representación regional e internacional, la RSMLAC ha participado de múltiples alianzas con organizaciones y redes dentro de la región y fuera de ella, incluso más allá del movimiento de salud de las mujeres, con organismos del Sistema de Naciones Unidas, Agencias de Cooperación Internacional, otras ONGs y grupos de especialistas, lo que ha permitido desarrollar herramientas de monitoreo a la implementación de acuerdos internacionales, potenciar las voces y demandas de las mujeres en los ámbitos nacional e internacional y sostener los avances gubernamentales materializados en leyes, decretos e instituciones de promoción y protección de los derechos de las mujeres.

En materia de gestión, la organización cuenta con importantes avances en su proceso de modernización, como la realización de planificación estratégica periódica, la generación de políticas administrativo-financieras que regulan y estandarizan los procesos internos y de toma de decisiones; definición de lineamientos para la implementación de una estrategia de descentralización, generación de canales comunicacionales modernos y oportunos con la membresía de la red para elevar la eficacia de sus acciones, implementación de mecanismos de rendición de cuentas y transparencia, diversificación de fuentes de financiamiento y la profundización de las relaciones con las agencias donantes.

De los reportes de la membresía y de las evaluaciones institucionales se desprende que durante sus 30 años de vida institucional la RSMLAC ha aportado a la legitimación de la actoría de las mujeres de la región y sus organizaciones en los más diversos espacios de deliberación y decisión, a la generación de conciencia crítica en amplios sectores de nuestras sociedades sobre el derecho de las mujeres a tener derechos y a que estos sean reconocidos y garantizados.

Tampoco cabe duda de la magnitud de los retos a enfrentar relacionados con el fortalecimiento de nuestras propias estructuras, el logro de mayores niveles de sostenibilidad, y la profundización de la democracia interna que abra más y mejores espacios de deliberación efectiva a la diversidad de voces, rostros y cuerpos de mujeres que conforman la RSMLAC.