rss

Uruguay en alerta: Jueza interfiere y frena aborto legal

Uruguay en alerta: Intento de interferir en el cumplimiento de la ley de aborto desde el Poder Judicial abre un nuevo frente de resistencia y de lucha

Jueza quiso imponer sus creencias religiosas dando lugar al “amparo” que un hombre pretendió imponer para que su expareja continúe un embarazo no deseado.

Logramos dejar en evidencia la acción de una jueza que, usando su poder como operadora del sistema judicial, pretendió imponer sus creencias religiosas interfiriendo sobre el proceso legal del aborto en Uruguay. Su accionar afectó y perjudicó a una mujer que estaba cumpliendo con todas las condiciones exigidas para acceder a servicios legales de aborto y al amparo de la ley.

La jueza de la ciudad de Mercedes (Soriano), llamada Pura Concepción Book, dio lugar al recurso de amparo ante la demanda de un hombre que quiso impedir el aborto legal, reclamando su derecho a la paternidad. La demanda fue acompañada de un recurso de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia –patrocinado por el abogado Federico Arregui – como una nueva estrategia para intentar derogar la ley que habilita el aborto hasta las 12 semanas de gestación.

Acciones que los grupos anti-derechos no han dejado de tener desde el mismo instante que se promulgó la ley en 2012, a pesar de las sucesivas expresiones ciudadanas de apoyo al cambio sucedido.

La mayoría de la opinión pública en Uruguay entiende que contar con servicios seguros de aborto es la respuesta adecuada para atender la situación de embarazos no deseados porque, de lo contrario, las mujeres debemos enfrentar prácticas inseguras y en la clandestinidad para ejercer una decisión reproductiva. Sin embargo, como la jueza, el abogado y el co-progenitor no están de acuerdo con la ley, entendieron que podían infringirla impunemente.

El sesgo de la sentencia emitida por la jueza Book utilizando los mismos fundamentos e interpretaciones que han usado históricamente los grupos autoproclamados “defensores del feto”, es evidente. Sus fundamentos dan cuenta que no tuvo la distancia óptima requerida a un operador jurídico para actuar con imparcialidad.

El abogado Arregui, que patrocinó al hombre demandante, utilizó entre los argumentos para el recurso de amparo los utilizados por Tabaré Vázquez cuando interpuso el veto presidencial a los capítulos de aborto en la ley de salud sexual y reproductiva en el 2008. Análisis realizados por expertos en derechos humanos dan cuenta de la interpretación inexacta e inadecuada de las convenciones internacionales que tuvo la fundamentación del veto. Pero además los argumentos del recurso de amparo obviaron citar convenciones de la que el país también es firmante, como la CEDAW y omitió sentencias que dejan en claro que los países que legalizan el aborto no violentan los acuerdos pactados a nivel de la OEA y del sistema internacional de derechos humanos, como señaló la abogada, asesora de MYSU, Lucía Berro.

Las acciones del hombre “lesionado en sus derechos” dejan en evidencia la intención de exponer a la mujer con la que tuvo un vínculo íntimo al escándalo público y someterla a daños y perjuicios porque, en mitad del proceso de interrupción del embarazo, cambió de opinión y decidió imponerle la continuación del mismo. En sus declaraciones públicas admite que tuvo contacto con personas vinculadas a organizaciones antiaborto que lo alentaron a interferir en el proceso porque esto generaría un antecedente para interponer estos recursos para impedir el cumplimiento de la ley y así hacerla caer.

Seguir leyendo: http://bit.ly/2nCAWzm